Mujeres y madres víctimas de violencia vicaria en Jalisco iniciaron una huelga de hambre y se mantienen encadenadas para exigir justicia y la aprobación de la Ley Vicaría afuera del Congreso del Estado

Según denuncian, el Congreso del Estado de Jalisco está retrasando la aprobación de la ley y como respuesta al ultimátum dado a las y los diputados que era el 27 de mayo, tres días después. A través de un comunicado las colectivas Frente Nacional contra la Violencia Vicaria y Madre Yo Sí Te Creo informaron que por esta razón tomaron medidas de emergencia para lograr que la ley sea aprobada. 

En este documento explicaron que, de acuerdo con declaraciones de allegados al Congreso y de Marcela Padilla, Diputada Local del Distrito 02 de Jalisco, hay bancadas opositoras no identificadas que, en teoría han apoyado la causa, sin embargo, esto no se ve reflejado en acciones reales. Y que hay resistencia a legislar sobre violencia de género.

"En lugar de apoyar a las madres víctimas de violencia vicaria, la legislatura demuestra apatía y desconocimiento del tema, a pesar de su discusión a nivel nacional", expresaron en el comunicado.

Asimismo, señalaron que en estos dos años de lucha la legislatura las ha ignorado y  no permitirán que el “Estado vulnere nuestros derechos con una ley ineficaz. Exigimos que se legisle la violencia vicaria como una violencia de género, para que las madres puedan finalmente vivir libres de violencia”, comunicaron. 

¿A qué se refieren con violencia vicaria? La violencia vicaria es la violencia que se realiza a través de una personas, en este caso a hijas, hijos o hijes, “hay un medio a través del cual se perpetúa, no es directa”, de acuerdo con Lucía Núñez, del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) de la UNAM, para la Gaceta UNAM. 

Nuñez explica que se da cuando los hombres sienten ya no tienen el poder para manipular a la mujer con la que vivieron en concubinato, matrimonio o cualquier otro tipo de relación afectiva, entonces, “utilizan a sus hijos e hijas como medio de dominio para provocar daño y angustia a las madres”.

En 28 estados de la república ya está aprobada

Aunque la violencia vicaria ha sido reconocida por la Cámara de Diputados y Senadores, y publicada en el DOF el 17 de enero de 2024, y aprobada a nivel federal, no todas las entidades federativas la han reconocido.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reconoció la constitucionalidad de la violencia vicaria como una violencia de género contra las mujeres, esto en sesión del 26 de febrero de 2024. 

Algunos estados como Baja California Sur, Ciudad de México, Colima, Estado de México, Guanajuato, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Coahuila, San Luis Potosí,Quintana Roo, Guerrero, Querétaro y Tabasco han reconocido la violencia vicaria en la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Otros estados que además de reconocerla en la ley, también la han implementado en su Código Penal, son: Aguascalientes, Campeche, Baja California, Hidalgo, Michoacán, Puebla, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Yucatán, Zacatecas y Chiapas. 

Los únicos estados que no lo han hecho son Jalisco, Veracruz, Chihuahua y Durango, la última entidad federativa, es la única que no ha presentado una propuesta de ley. 

La investigadora Lucía Núñez expone la importancia que tiene llegar al código penal porque si la violencia vicaria logra ser un delito no necesita de otro, es decir, que cuando se comenta habrá una sanción específica contra este tipo de violencia. 

Por otro lado, la huelga de hambre que se inició en Jalisco el 30 de mayo se está realizando en condiciones climáticas extremas, con temperaturas superiores a los 40 grados. Denuncian, en el comunicado, que algunas de ellas padecen “enfermedades derivadas precisamente de la violencia a la que han sido sometidas durante más de dos años”. 

Las colectivas firmantes, especificaron que la huelga de hambre finalizará hasta que se apruebe la ley. Por lo que han establecido un campamento permanente. 

Finalmente, en el comunicado las madres que se encuentran en huelga hacen un llamado a toda la sociedad, a todas las mujeres de Jalisco que sufren violencia y a los colectivos de madres y mujeres a que se solidaricen a su causa.